Si viajas a Sri Lanka, cosa que te recomendamos sin dudar, es muy probable que inviertas parte de tu estancia en recorrer el Triángulo Cultural, del que hablaremos con más detalle en un próximo reportaje.

Dentro de esta zona del país se encuentra Sigiriya, un sitio arqueológico ubicado en el distrito de Matale, en la provincia Central. Portador de un importante legado histórico, este enclave es también el hogar de varias colonias de un curioso primate que se ha visto obligado a frecuentar las zonas urbanas, debido a la incesante destrucción de su hábitat natural, para curiosidad del visitante y riesgo de su amenazada existencia.

Sigiriya, Sri Lanka

La Roca del León

Tal y como se aprecia en la imagen de arriba, la Roca del León es el impresionante símbolo que da nombre a este mítico complejo, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el lugar histórico más visitado del país.

Consecuencia de una erupción de magma endurecida, erosionada con el paso de los milenios, esta enorme formación fue el lugar elegido por el Rey Kasyapa (477-495 AD) para el establecimiento de la capital y la creación de su palacio, por su posición estratégica y condición de impecable atalaya. Tras la muerte del monarca, no obstante, perdió las funciones anteriores y fue utilizado como monasterio budista, tal y como había sucedido previamente.

Amén de las impresionantes vistas – quizá no aptas para quien padece de vértigo -, del entramado de jardines y depósitos de agua que lo rodea y de otros factores, el complejo, abandonado y redescubierto en 1828, contiene unas antiguas galerías donde se puede apreciar, en un magnífico estado de conservación, una serie de interesantes pinturas de mujeres con el torso desnudo, cuyo origen todavía no está claro.

El Mono de los Templos

Tal y como sucede en otros lugares de Sri Lanka, especialmente en la zona del Triángulo Cultural, es frecuente toparse con una especie de primate que se ha visto obligada, por diversos motivos, a hacer de estos espacios su hogar, adquiriendo por ello el apodo de “Mono de los templos”.

Toque Macaque, Sigiriya, Sri Lanka

Se trata del Macaco de Sri Lanka (Macaca Sinica), endémico del país y conocido por los locales como Rilawa (Sinhala රිළවා). Generalmente se agrupa en colonias de hasta 20 ejemplares y se distingue, entre otras cosas, por una especie de boina de pelo que adorna su cabeza, en cantidades que varían de un lugar a otro.

Aunque se alimenta de frutas, semillas y, ocasionalmente, de aves y reptiles, es frecuente verlos hurgando en la basura, demostrando una ausencia de miedo hacia el ser humano que exige, para evitar sustos, de cierta prudencia y del necesario y lógico respeto.

Un Futuro Incierto y Desprotegido

Como sucede con tantas otras especies, la población del Macaco de Sri Lanka, lamentablemente, está decreciendo y se encuentra en situación de peligro, formando parte de la Lista Roja de la UICN.

Siendo una de sus mayores amenazas la pérdida y fragmentación de su habitat, debido al desarrollo y el urbanismo – sumado a la caza y a su uso como mascotas -, sorprende saber que es la única especie local que carece de protección legal, por parte del gobierno de Sri Lanka.

Toque Macaque, Sigiriya, Sri Lanka

La ausencia de bosques donde habitar ha impuesto su acercamiento a las zonas urbanizadas, conllevando la destrucción de cosechas y el conflicto con los agricultores, quienes optan por solucionar el problema con trampas, veneno y otras formas varias de matar. 

Por todo lo anterior, y, por considerar su presencia tan valiosa como la de la mítica Roca del León, así como urgente la necesidad de protegerlo, he optado por dedicar buena parte de este reportaje al conocido como Mono de los Templos, otra víctima de nuestras pautas destructivas cuyo espacio vital hemos ido mermando, sin piedad alguna, para imponer nuestra avariciosa y corrosiva presencia.

Texto & Fotos © Nano Calvo

Queda prohibido el uso no autorizado de cualquiera de estas fotografías.
Todo el material está disponible para su publicación. Si eres editor/a
y estás interesado/a en el reportaje, no dudes en contactarnos.