El Parque Nacional Volcán Poás, situado en la provincia de Alajuela, al norte de San José, consta como el más antiguo de Costa Rica. Para poder visitar este bonito lugar nos alojamos en una sencilla y acogedora cabaña del Hotel Cabinas Las Fresas, en Sábana Redonda, a tan solo 10 kilómetros del parque. A toro pasado, podemos decir que fue una decisión acertada, ya que los dueños del lugar eran encantadores (una joven pareja de italianos) y ofrecen una ubicación y un entorno perfectos para la visita del volcán.

Poas Volcano in Costa Rica

Comenzamos la visita temprano, al saber que, pasadas las 11 de la mañana, el volcán podría cubrirse completamente por la niebla, impidiendo su visibilidad y disfrute. Por esto, nos pusimos en marcha a las 7 am, pues el parque abría sus puertas a las 8 am y temíamos las posibles colas de turistas para entrar.

Tuvimos suerte ese día, al encontrar solo un par de coches esperando. Aún estaba cerrado, pero no tuvimos que esperar mucho. El tiempo de espera lo invertimos en desayunar un buen bocadillo y un batido para coger fuerzas. Una vez dentro, pagada la entrada (unos 10$ por persona) y aparcado el coche en el parking privado del parque, nos encontramos ante dos opciones de recorrido.

NanoCalvoPoasVolcanoCostaRica2
Por un lado, el Sendero Laguna Botos, con una ruta de unos 800 metros y aproximadamente media hora de caminata. Se trata de un agradable camino que se adentra en un bosque nuboso, donde conviven una gran variedad de plantas, y finaliza en la Laguna Botos, un antiguo cráter de unos 14 metros de profundidad y 400 metros de diámetro, cuyas aguas son cristalinas y sirven de abastecimiento al parque.

Por otro lado, estaba la opción del Sendero Escalonia, cuyo trayecto era más corto (algo más de 500 metros) y unos 20 minutos de paseo. Decidimos comenzar por esta segunda opción, pues era muy temprano y pensamos que las condiciones atmosféricas para observar el cráter principal y la laguna no eran las más favorables. Nos adentramos en el corazón del bosque nuboso y tuvimos la oportunidad de disfrutar de una gran diversidad de aves y flora, así como de respirar aire puro, tan codiciado por los habitantes de las grandes ciudades.

Finalmente, recorridas ambas rutas, acabamos nuestra visita en el mirador del cráter principal de este volcán activo, que cuenta con unas dimensiones de 300 metros de profundidad y 1,32 kilómetros de diámetro, lo que lo convierte en el cráter tipo géiser más grande del mundo y, en general, en uno de los cráteres más grandes de la Tierra.

Un escenario extraordinariamente bello, de ahí que sea uno de los atractivos naturales más demandados, tanto por el turismo nacional como por el internacional. Como comentaba anteriormente, tuvimos mucha suerte, pues estaba totalmente despejado y aprovechamos al máximo (el parque cierra a las 15.30) las maravillosas vistas para salir de allí con un magnífico sabor de boca, rumbo a nuestro siguiente destino, la Costa del Pacífico.

Poas Volcano in Costa Rica

Texto © Alicia Jiménez
+ Fotos © Nano Calvo

Queda prohibido el uso no autorizado de cualquiera de estas fotografías.
Todo el material está disponible para su publicación. Si eres editor/a
y estás interesado/a en el reportaje, no dudes en contactarnos.