Tras unas semanas recorriendo Sri Lanka, en un intenso e interesante recorrido por la llamada Perla del Índico, llegamos a la histórica ciudad de Galle, en el suroeste del país, a unos 100 km. de la capital, Colombo.

Galle Fort, UNESCO World Heritage Site in the Bay of Galle on southwest coast of Sri Lanka.


Algo cansados por el viaje, nuestra idea era conocer alguno de sus lugares más importantes y descansar, de paso, disfrutando de la comida local y de la calma en el acogedor hotel The Dutch House. 

Una variada herencia colonial

Dicen los escritos que la bahía de Galle está en uso desde tiempos remotos, con datos de su importancia allá por el 545. Su puerto, en el Siglo XIV, era el más activo de Sri Lanka, albergando una de las más antiguas “escalas de Levante.

El devenir de la historia trajo varios cambios en el dominio de la zona, por parte de las potencias europeas, algo apreciable en su evidente e interesante herencia colonial. Desde el desembarco de los portugueses, en 1505, la ciudad se fue transformando en un fuerte amurallado, siendo en 1640 cuando las tropas holandesas se apoderan del lugar y lo transforman en una potente fortaleza.

Deseada por españoles, franceses, daneses y británicos, esta fortaleza en el Índico pasa manos de estos últimos, a partir de 1796, cuando permanece bajo su tutela, en virtud del Tratado de Amiens, hasta 1948.

Encuentro casual con el “Binara Poya”

Casualmente, para nuestro contento y disfrute, supimos que durante nuestro segundo y último día de estancia en Galle tendría lugar, como cada año, la celebración budista Binara Poya, coincidente con la noche de luna llena del 8 de Septiembre.

Al ser un día festivo a nivel nacional, y uno de los más importantes, el fuerte de Galle, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se mostraba rebosante de vida y alegría. Gente de todo tipo, religión y condición, dotaban de encanto al histórico lugar, donde pasamos la tarde y disfrutamos de la caída del sol, desde este enclave privilegiado, hasta la llegada de la esperada luna llena.

Hundreds of people gather in UNESCO World Heritage, Galle Fort, during Binara Full Moon Poya Day.

Un momento histórico para la mujer budista

Aunque se celebra en todo el país y, como decimos, acoge a todo tipo de ciudadanos, esta fecha es especialmente importante para el sector femenino de la comunidad budista, pues marca la primera vez que las mujeres fueron aceptadas como monjas.

Se cuenta que la Reina Mahapajapati se acercó a Buda, cuando éste residía en la ciudad de Kapilavastu, para solicitar la aceptación de las féminas en la vida monástica. Rechazada en tres ocasiones, decidió afeitarse la cabeza y reunir a otras 500 mujeres, logrando con esta demostración el permiso para ser ordenadas y convertirse en bhikkhunis. Este momento se conmemora, al parecer, durante el Día de Luna Llena Binara Poya.

People light candles and incense as offerings and prayers at UNESCO World Heritage, Galle Fort, during Binara Full Moon Poya Day.Hundreds of people gather in UNESCO World Heritage, Galle Fort, during Binara Full Moon Poya Day. People light candles and incense as offerings and prayers at UNESCO World Heritage, Galle Fort, during Binara Full Moon Poya Day.

Por nuestra parte, decir que disfrutamos de uno de los mejores días en Sri Lanka, observando esta celebración de la vida en forma de grupos de estudiantes, familias y amigos que hacían de este espacio el mejor lugar para estar, y ser, en ese preciso momento.

Durante las ofrendas y ceremonias tradicionales que tuvieron lugar más tarde, bajo la mirada de la luna llena, tuvimos el placer de conocer a una amigable familia, cuya parte femenina retrato en la imagen de arriba. Agradecidos por su generosa hospitalidad, y por sus reiteradas invitaciones para probar bebidas y alimentos locales, conversamos e intercambiamos relatos y experiencias de nuestras respectivas realidades. 

Un mágico día de luna llena que recordaremos, sin duda, hasta el final de nuestros días. 

Texto y Fotos © Nano Calvo
Queda prohibido el uso no autorizado de cualquiera de estas fotografías.
Todo el material está disponible para su publicación. Si eres editor/a
y estás interesado/a en el reportaje, no dudes en contactarnos.

 

Más sobre Sri Lanka y Budismo