De la misma forma que hicimos con este otro reportaje sobre nuestro viaje a Sri Lanka, a modo de sumario con una clara inspiración visual, hacemos lo propio con nuestro recorrido alrededor de otro país que merece una extensa y detallada visita, como es Costa Rica. En algunos casos, lo iremos complementando con otros más detallados, de zonas o temas que así lo merezcan.

NanoCalvoPoasVolcanoCostaRica8

Del Volcán Poás al Parque Nacional Manuel Antonio

Tras aterrizar en San José, decidimos iniciar el viaje en el Parque Nacional Volcán Poás, situado en Alajuela, al norte de la capital. Tuvimos suerte con la niebla, pues es frecuente que cubra la zona e impida ver con claridad el cráter tipo géiser más grande del mundo, con unas dimensiones de 300 metros de profundidad y 1,32 kilómetros de diámetro.

DSC_9015

Una vez visto y fotografiado este prodigio de la naturaleza, nos dirigimos a la zona del Pacífico, siendo la primera parada el Parque Nacional Manuel Antonio, en nuestra peculiar ruta.

Considerado por algunos como uno de los más bellos del mundo, lo cierto es que el Parque de Manuel Antonio, ubicado a unos 157 Km de la capital, da motivos para tal apreciación. Acoge una espléndida y variada biodiversidad que puede disfrutarse mientras se camina por una de las varias rutas que se adentran en la selva tropical.

Alguna de ellas da a parar – lo cual se agradece, tras la caminata -, a paradisíacas playas como la de Manuel Antonio, una de las mejor valoradas de Centroamérica. Allí, es frecuente compartir espacio con los mapaches y los curiosos monos capuchinos, por lo que no conviene desatender las pertenencias, especialmente si se lleva comida, pues acostumbran a intentar la apropiación indebida.

Recomendamos precaución a la hora a buscar aparcamiento y conducir hasta la entrada al parque, pues el negocio existente con ese tema hace que el engaño sea una práctica habitual. De hecho, casualmente, al poco de partir de allí y hacer caso omiso de varias ofertas de aparcamiento, una de las ruedas de nuestro coche pinchó, por un enorme clavo que había sido colocado de forma voluntaria.

Uvita y las Ballenas 

Una vez solucionado el tema del pinchazo provocado, seguimos la ruta hacia Uvita, donde recorreríamos buena parte de esta zona del Pacífico, conocida por ser lugar de tránsito de diversos mamíferos marinos.

DSC_9528b

Es por esto que una de las actividades esenciales a realizar, para quien anda por estos lares, es el avistamiento de ballenas y delfines. Nosotros lo disfrutamos con Bahía Aventuras, especializados en esta tarea y en otras muy apetecibles, como el snorkel en la Isla de Cano. En nuestro caso, pudimos ver unos cuantos cetáceos, de cerca, por lo que recomendamos su servicio. 

Amén de lo anterior, cuyo centro es el Parque Nacional Marino Ballena, Uvita y sus alrededores cuentan con excelentes playas, aptas para la práctica del surf, y varias cascadas donde darse un buen baño en medio de la naturaleza.

De camino hacia el norte, optamos por hacer una parada en Tárcoles para ver a los enormes cocodrilos que habitan su río y fotografiar a los valientes que osan alimentarlos a mano, sin barreras y a poca distancia, como el retratado abajo. 

DSC_0705

Fauna Nocturna en Monteverde

Seguimos el viaje hacia el Norte, invirtiendo unos días en la zona de Monteverde. Conocido por albergar la Reserva Biológica Bosque Nuboso, aprovechamos también para conocer la fauna nocturna del país, fotografiando interesantes especies, a menudo ocultas en los bosques lluviosos, con la ayuda de Jorge Marín, quien sería de vital importancia para nuestro conocimiento y disfrute de la zona.

DSC_0981_edited-1Visitamos la reserva biológica con él, quien nos explicó infinidad de detalles de la fauna y flora presentes y, sobretodo, nos ayudó a localizar las especies que se ocultan o son complejas de ver a simple vista, que resultan ser la mayoría.

Buena parte de la fauna local se aprecia mejor de noche, de ahí lo interesante de las caminatas nocturnas que organiza Ficus Trails y que recomendamos sin dudar. En un espacio protegido, donde se cobijan especies de aves, reptiles, anfibios y mamíferos, caminamos pausadamente en busca de los ejemplares que Jorge nos iba desvelando, a cada paso, demostrando lo importante de contar con un buen guía en este tipo de viajes.

Aventura y Naturaleza en Arenal

Tal y como relatamos con detalle en el reportaje Adrenalina en Costa Rica, Arenal es el lugar idóneo para experimentar el canyoning o rappel desde cascadas. También lo es, por supuesto, para admirar el impresionante volcán que le da nombre y que preside la zona, ofreciendo preciosos atardeceres que tuvimos el placer de disfrutar desde nuestra habitación del magnífico hotel The Springs.

Una vez en la zona, es recomendable acercarse al Río Celeste, cuya particular coloración es resultado de un efecto óptico producido por la dispersión de la luz solar, debido a la alta concentración de silicatos de aluminio en sus aguas, y probar las aguas termales, en nuestro caso disponibles en las instalaciones del mismo hotel. 

Desove en el Parque Nacional de Tortuguero

Tras hacer un alto para practicar Rafting en Sarapiquí, marchamos hacia uno de los lugares más interesantes y emblemáticos de Costa Rica, donde tendríamos la suerte de fotografiar un proceso que rara vez es captado en cámara, al estar controlado y protegido, por razones evidentes. 

DSC_0634Tal y como explicaremos en un reportaje detallado sobre nuestra estancia, pasamos varios días en el Parque Nacional de Tortuguero, donde, con la inestimable ayuda de nuestro guía, Leonardo, quien conoce todos los rincones del lugar y trabaja por facilitar las mejores fotos, recorrimos sus canales y fotografiamos alguna de las especies más espectaculares, como los caimanes o la esquiva rana verde de ojos rojos, entre muchos otros. 

Gracias a un permiso especial, como decíamos, pudimos fotografiar y grabar el proceso de desove de las tortugas, durante una noche realmente memorable, cuando las visitas guiadas de turistas hubieron terminado y la playa, a la que iban llegando decenas de tortugas para desovar, era vigilada por algunos voluntarios.

DSC_0693

Playas, Especies Protegidas y Cultura Bribri

El final del largo viaje se iba acercando, y era el momento de poner rumbo a la zona del Caribe Sur, a la que también dedicaremos un reportaje específico, por lo interesante de las cosas que vimos y experimentamos. 

Con base en el confortable Hotel Blue Conga, en Puerto Viejo, nos movimos por la zona con gran curiosidad, gozando de bellas playas con poca gente, como la de Manzanillo, y compartiendo tiempo con una familia de la tribu BriBri, con quien haríamos un delicioso chocolate y aprenderíamos acerca de su apasionante cultura y tradición, gracias a la ayuda de la encantadora Karina, amiga personal y la guía ideal para esta experiencia.

Como amantes de los animales, no quisimos perder la oportunidad de visitar dos centros dedicados a su recuperación y conservación, como son Jaguar Rescue Center – organización dedicada a la recuperación y reintroducción de especies – y Ara Project – espacio protegido para la conservación de las Guacamayos de Costa Rica -.

AraProjectInusualiaNanoCalvo

Texto y Fotos © Nano Calvo
Queda prohibido el uso no autorizado de cualquiera de estas fotografías.

Nota para Editores: Este reportaje está disponible para su publicación,
así como sus fotos, que son una muestra del material disponible.
Si te interesa, no dudes en contactarnos.