Entre otros puntos interesantes de la Costa de la Luz, tales como Los Caños de Meca, Zahara de los Atunes o Conil de la Frontera, queremos destacar un lugar costero que nos gustó mucho y estimamos merece especial atención, principalmente por sus valiosas características naturales.

Ubicada frente a la ciudad marroquí de Tánger, la Playa de Bolonia, perteneciente a Tarifa, Cádiz, ofrece tres kilómetros de arena y la oportunidad de nadar en aguas frescas, limpias y tranquilas, especialmente durante la semana. Existe una sección con rocas, donde los visitantes hacen lo posible por extraer un barro al que se le suponen propiedades beneficiosas. Tras dar forma al barro, éste es aplicado sobre la piel y se deja secar, unos minutos, antes de entrar al mar para limpiar el cuerpo y obtener un suave y placentero resultado.

Otro factor que hace de Bolonia un lugar único es la presencia de su generoso sistema dunar, declarado monumento natural, en 2001, y conservado en buen estado, gracias a la ausencia de asentamientos humanos en las areas circundantes. Si tienes la oportunidad, seguramente quieras visitar también las cercanas ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia – nosotros no lo hicimos, a nuestro pesar -, desenterradas en los años setenta y dotadas de un formidable estado de preservación.

Texto y Fotografías © Nano Calvo

Queda prohibido el uso no autorizado de cualquiera de estas fotografías.
Todo el material está disponible para su publicación. Si eres editor/a
y estás interesado/a en el reportaje, no dudes en contactarme.